Un razonamiento simplista es afirmar que el éxito es resultado de la suerte o asociarlo únicamente a mentes privilegiadas, como reflejo automático para autoconvencerse y conformarse.

¿Porque intentamos convencernos de esto?

Es más fácil suponer que el exitoso no necesita del esfuerzo, evitando de esta forma proyectar una sombra sobre nuestra propia capacidad y permitiéndonos alegar todo tipo de excusas posibles.

Sin esfuerzo tú siempre puedes decir: <<Yo podría haber sido… [completa espacio blanco]>>. Pero una vez que intentas ya no puedes decirlo. Carol Dweck

La realidad es que la actitud es la clave del éxito, las carencias que tengamos se pueden compensar con pasión y dedicación.

No hay texto alternativo para esta imagen

«Tener éxito no es aleatorio. Es una variable dependiente del esfuerzo.» Sófocles

Nuestra perspectiva, motivación y la forma de enfrentar los desafíos facilitará o complicará nuestro camino hacia el éxito.

Estas afirmaciones se pueden fundamentar en los interesantes estudios realizados por Carol Dweck quien analiza la relación entre la actitud y el rendimiento, señalando que existen dos tipos de mentalidades (Mindset): Mentalidad Fija (Fixed Mindset) y Mentalidad de crecimiento (Growth Mindset)

No hay texto alternativo para esta imagen

Recomiendo el libro de Carol Dweck, Mindset: The New Psychology of Success

El tipo de mentalidad tiene relación directa con la forma en que aprendemos, nos desempeñamos y desarrollamos.

Las personas de mentalidad fija creen básicamente que la inteligencia no se puede desarrollar. Se caracterizan por:

  • Evitar los retos.

  • Rendirse fácilmente ante los obstáculos.

  • Ver al esfuerzo como algo improductivo.

  • Ignorar las críticas constructivas.

  • Sentirse amenazados por el éxito de los otros.

Como consecuencia, abandonan apresuradamente los desafíos, se estancan, limitando su potencial.

No hay texto alternativo para esta imagen

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado». Gandhi

Por otro lado, Las personas con mentalidad de crecimiento creen que la inteligencia se puede desarrollar. Conciben que con tiempo, esfuerzo y trabajo constante se puede mejorar y/o adquirir cualquier habilidad, lo que favorece el logro de éxitos. Se caracterizan por:

  • Aceptar retos.

  • Persistir ante los obstáculos.

  • Identificar al esfuerzo como el camino hacia el crecimiento.

  • Tomar positivamente las críticas.

  • Encuentran inspiración en el éxito de los demás.

Convierten la energía pasiva (preocupación por el fracaso) en energía activa superando el gran obstáculo que generan emociones paralizadoras como el miedo y la ansiedad, sin detenerse cuando se presentan.

“El éxito es 1% de inspiración y 99% de transpiración”. Thomas Edison

Las personas con mentalidad fija se atemorizan del fracaso, mientras que las de mentalidad de crecimiento lo ven como una posibilidad de aprender y mejorar lo que allana el camino hacia el éxito personal y profesional.

No hay texto alternativo para esta imagen

 “La fortaleza mental y el corazón son mucho más fuertes que las ventajas físicas que puedas tener.” Michael Jordan

El caso de Michael Jordan – Un buen ejemplo de mentalidad de crecimiento. No era un talento natural, no era destacado. Fue descartado del equipo universitario y no fue fichado por la universidad para la que quería jugar. Con <mentalidad fija> hubiese desistido frente a la frustración de encontrarse frente al obstáculo del rechazo y al contrario, lo intentó nuevamente, mejoró, se perfeccionó, con disciplina, trabajo duro, potenciándose al máximo…volviendose leyenda.

La diferencia estuvo en su mentalidad.

¿Se puede cambiar el tipo de mentalidad?

Es posible trabajar sobre la mentalidad fija para evitar limitar el desarrollo personal y evolucionar hacia una mentalidad de crecimiento. Para esto hay que ocuparse día a día, centrándose en cada paso, para lograr transformar la percepción de uno mismo y cambiar la forma de enfrentar los retos.

“El hombre nunca sabe de lo que es capaz hasta que lo intenta.” Charles Dickens

Se debe focalizar en el proceso más allá del resultado, la dedicación puede dar lugar al significante cambio. A continuación les listo algunos consejos:

  • Convencerse que el esfuerzo y la pasión tarde o temprano vencen a la inteligencia.

  • Desarrollar nuevos talentos y habilidades.

  • Concretar acciones que permitan evolucionar. (Hechos, no palabras)

  • Asumir que el mundo no nos debe nada, si queremos algo debemos ir tras ello.

  • Aceptar la imperfección, los errores, las caídas, donde encontraremos nuevos niveles de desarrollo. Frente a un problema, preguntarnos ¿Para qué? En lugar de ¿Porqué?

  • Mantener el cambio más allá de producirlo. (Ese es el reto)

  • Definir metas claras constantemente. Si el plan no funciona, cambiar el plan, no cambiar la meta. La voluntad no es suficiente sin un adecuado propósito.

  • Entender que el resultado es tan importante como el viaje para lograrlo.

  • Ser proactivo.

  • Optimizar recursos.

  • Apoyarse en otras personas para mejorar y aportar a los demás.

  • Encontrar oportunidad de aprendizaje a cada paso.

  • Tener determinación, ser coherentes con lo que queremos y actuar en consecuencia. Enfrentar los desafíos con pasión. Tener una buena motivación, nos dará razones para tener una buena actitud.

  • Valorarse a uno mismo.

  • Ser positivo. La mentalidad ganadora inicia con creer que es posible.

  • Siempre entregar un esfuerzo adicional.

  • Ser agradecido.

No hay texto alternativo para esta imagen

“Elija ser positivo. Usted tiene esa opción, es el dueño de su actitud. Elija ser positivo, constructivo. El optimismo es el hilo conductor hacia el éxito.” 

“Si te acostumbras a poner límites a lo que haces, físicamente o a cualquier otro nivel, se proyectara al resto de tu vida. Se propagara en tu trabajo, en tu moral, en tu ser en general. No hay limites. Hay fases, pero no debes quedarte estancado en ellas, hay que sobrepasarlas… El hombre debe constantemente superar sus niveles.”

Bruce Lee

La magia sucede fuera de nuestra área de confort, no hay meta inalcanzable, solo personas que desisten a mitad del camino. Probemos, caigamos, levantémonos más fuertes, aprendamos, corrijamos, mejoremos, volvamos a caer y luchemos con más fuerza, pero que nunca sea por no haberlo intentado.


Pablo Mastrangelo

CEO/Founder